Consejos para recuperar el pelo tras el verano

Seguro que después del verano, tu cabello está pidiendo ayuda a gritos. Debido al sol, el agua del mar, el cloro de las piscinas y otros factores, seguro que notas que tu pelo está más “estropajoso”, es decir, más seco, más áspero y probablemente con un color más claro del habitual debido a la decoloración producida por el sol.

El sol

Hay que tener en cuenta que los rayos UV del sol destruyen los pigmentos del cabello haciendo que se decolore, pero esta no es la única consecuencia: los cabellos se resecan y pierden fuerza, queratina, y brillo. Lucirá mucho más fino y resquebrajado que antes del verano.

¿Cómo podemos evitar que el pelo se vea afectado por los rayos del sol? Los protectores solares capilares son muy recomendables para ello, pero lo fundamental es mantenerlo hidratado. Después de la exposición solar y tras lavarte el cabello, aplica un sérum. Los serums más recomendables en relación calidad precio son Orofluido de Revlon y Doble Sérum sellador puntas abiertas de L’oreal. Sigue haciéndolo tras el verano para que se recupere.

Cuidado con los cabellos teñidos

Por otro lado si llevas el pelo teñido, lo ideal es tratarlos con champús específicos y a ser posible sin sulfato para no dañarlo más de lo que está (Revlon 45). Si se te ha decolorado mucho y quieres recuperar el tono, las mascarillas de color son ideales. Nutren y aportan pigmento: gracias a ellas conseguirás en a penas un par de semanas que el pelo tenga el mismo color que antes del verano. 

Si tienes pensado volver a teñirte, espera un poco hasta que el aspecto de tu pelo sea más sano, no lo castigues más por el momento.

¡Ojo con el pelo seco!

Si tienes el pelo seco, el agua del mar lo habrá empeorado. Debes hidratarlo mucho más que antes y a ser posible con productos que lo hagan de manera eficaz. La mascarilla Keratin de Genus es ideal, ya que reestructura cada cabello de manera profunda, haciéndole además recuperar el brillo y los reflejos. El champú Omega Complex de Kativa elimina los residuos y aporta nutrientes a las fibras capilares para que se recuperen.

El acondicionador puede ser otro gran aliado, ya que ayuda a que el pelo recupere la estructura y facilitará el desenredado, evitando que se rompa al peinarlo.

Sanear las puntas

Por supuesto es recomendable que te cortes las puntas para sanear el cabello. Esto hará de manera inmediata que no luzca tan estropeado y también acelerará su recuperación ya que las puntas suelen ser lo más dañado. El resto del pelo en general se ve afectado, pero esta es la peor parte. Sabemos que esta opción no te gusta, pero si hay que cortarlas de vez en cuando, este es el momento ideal para hacerlo.

Evitar planchas y secadores en medida de lo posible

Otro factor a tener en cuenta son las planchas y secadores. Por favor, ¡no martirices tu cabello! Ahora que está más reseco, se dañará más con el calor, así que intenta evitar planchas y secadores durante una temporada, si necesitas darle forma, es el momento de usar rulos u otras técnicas sin calor para moldear el cabello. Si finalmente decides usar la plancha o secador, hazlo a menor temperatura de lo habitual y utiliza protectores térmicos para el cabello

Últimas Publicaciones

Leave a Comment